Publicado: 2 de Mayo de 2014

BEBIDAS CON GAS

Hoy vamos a reflexionar un poquito sobre las bebidas con gas ó carbonatadas.

Ha sido el tema en Via Gestiona Radio Galicia (94.4) este miércoles pasado

Primeramente citaremos que, en general, las bebidas gaseosas, los refrescos, concretamente, son una de las principales causas de la obesidad infantil, de la producción de caries, de la descalcificación de los huesos grave, trastornos musculares, alteraciones de la memoria y dolencias cardiovasculares. Produce desnutrición en los niños. Casi nada!!!!

No obstante hay que hacer unas diferencias, ya que no es lo mismo aguas, refrescos, vinos espumosos, cervezas, bebidas energéticas gaseadas…

AGUAS: las aguas pueden ser gasificadas de modo natural ó se le puede añadir anhídrido carbónico, CO2, los globitos. En general podemos decir que el único problema de las aguas con CO2 es que producen distensión abdominal y, eso sí, aquellas personas que tengas hipertensión arterial han de consumir bebidas con baja mineralización.

CERVEZAS: bien pues ya hemos comentado que el “gas” produce distensión abdominal. Pero en la cerveza no todo es malo ni mucho menos, de hecho es una bebida que contiene un aporte interesante de nutrientes: vitaminas, minerales y enzimas. Tendremos cuidado con su graduación alcohólica y con las calorías que aporta. En el término medio está la virtud.

VINOS: también diré que exceptuando la adición de gas, tendremos en cuenta la cantidad de consumimos, por lo demás, todos sabemos que una copa de vino al día es buena para la salud.

REFRESCOS: ay los refrescos!!! Puedo decir algo bueno de ellos?...lo siento pero NO. Son divertidos, se beben muy bien pero, tienen un montonazo de contraindicaciones.

Hablando en general diré que contienen anhídrido carbónico, colorantes, acidulantes, azúcar ó edulcorante, glutamato monosódico y otros aditivos.

“En general” producen gases, caries, estimulan las secreciones gástricas, no se deben consumir si tenemos hernia de hiato, problemas intestinales, gastritis, enfermedades del cólon, o si tenemos alguna dolencia respiratoria, ó hipertensión arterial.

Vamos a afinar un poco:

AZÚCAR: un refresco es el equivalente a tomarse un vaso de agua con 3 ó 4 sobres de azúcar.

                 Es un ladrón de vitaminas y minerales, principalmente vitamina A, B y C y Calcio, Magnesio y Hierro.

El azúcar en exceso es la primera causa de infarto de miocardio por encima del consumo de grasas saturadas.

EDULCORANTES: los hay suaves y fuertes, los más conocidos la sacarina, aspartame, ciclamatos, etc.

Un consumo excesivo, el equivalente a 8 ó 10 pastillitas produce “adicción” y retención de líquidos (viva la celulitis!!!)

ACIDULANTES: roban minerales. Una vez más citamos Calcio, Magnesio y Hierro por nombrar los más populares. Aumentan los niveles de colesterol en sangre y triglicéridos. REDUCEN LA CAPACIDAD REPRODUCTORA (una broma verdad?....)

GLUTAMATO MONOSÓDICO: se le llama popularmente la nicotina de los alimentos. Incrementa la voracidad en un 40%

OTROS ADITIVOS: producen alergias, afecciones hepáticas, alteraciones de lípidos en sangre (colesterol y triglicéridos)

REFRESCOS DE COLA: he decidido hacer una mención aparte porque os puedo asegurar que todo lo que habeis leído arriba en este caso resulta peor aún.

Ciertas “colas” por ejemplo la light tienen un compuesto COL 150D que aumenta los niveles de azúcar en sangre y lleva años prohibido en EEUU pero en España aún sigue vigente.

Los refrescos con cola y con cafeína tienen aproximadamente por lata 20 mg de cafeína y extracto de nuez de cola que multiplica los efectos de la misma.

Los refrescos de cola, por lata, contienen 100 mg de ácido ortofosfórico y esto nos produce una desmineralización muy muy importante (huesos y dientes)

Afecta este ácido a las contracciones musculares y a las terminaciones nerviosas.

Las bebidas de cola alteran la flora intestinal(con lo cual quedamos expuestos a gérmenes, etc, etc, ya que se daña nuestro sistema inmune), pueden producir estreñimiento, y, en los niños, pueden llegar a causar problemas en la columna vertebral (HA!!!)

También contienen “teobromina” un alcaloide similar a la cafeína.

Por último diré que puntualmente sí pueden ser útiles tomados para cortar una diarrea, náuseas  ó vómitos.

Por último cito la bebida del TORITO: una lata tiene más de 100 kcal

De cafeína unos 80 mg, el equivalente a unas cuatro tazas de café.

Si os fijais en su formulación contiene vitaminas de grupo B. Estas vitaminas son solubles en agua, con lo cual nuestro cuerpo tiende a eliminarla por las distintas vías, principalmente urinaria. Pero, si se toma en cantidades excesivas nuestro cuerpo no tiene capacidad para eliminar todo. Por ejemplo: de vitamina B3 tiene más del 150%de la ingesta diaria recomendada; de la  B6 más del 300%. La hipervitaminosis en estos casos puede producir lesiones nerviosas, en la médula espinal, afecciones hepáticas, úlcera e intolerancia a la lactosa. Pensar que además de estar aportando una cantidad ingente de estas vitaminas con una sola lata además con nuestros alimentos habituales ya estamos ingiriendo más o menos cantidad de estas mismas vitaminas, por lo que os recomiendo que lo tomeis en casos puntuales pero no habitualmente, cotidianamente.

Sé que me he extendido un poco, bastante, jeej, pero valía la pena. Gracias por leerme.