La alimentación de los abuelos.

El miércoles pasado en Radio Gestiona, como siempre a las 13:00 horas, hablé de nutrición y, en este caso, de la alimentación para nuestros abuelos.

Comencé dando unos datos estadísticos nada alentadores a nivel general de toda España, donde se puede comprobar que la cifra de viejecitos mal nutridos e hidratados puede llegar hasta el escandaloso 69 %.

A nivel de Galicia el promedio ronda el 40%.

Es un escándalo  pero también quiero explicar que no se trata de que pasen hambre, no, se trata de en que muchos casos no están “correctamente alimentados y correctamente hidratados”

Vamos por pasos.

A partir de los 70 años aproximadamente se sabe que ya se ha perdido una considerable cantidad de masa ósea y muscular, así como el tamaño de muchos órganos, siendo unos de los más afectados los riñones. También disminuye el número de papilas gustativas hasta en un 67%, lo cual nos explica en ocasiones porque nuestros abuelos no quieren la comida y es que no les sabe a nada.

También pierden cantidad de saliva y, debido al deficitario funcionamiento de los riñones orinan mucho pero filtran muy pocos desechos (detritus), con lo cual puede sobrevenir una toxemia.

Los abuelos no sienten sed habitualmente, así que, la persona que esté a su cuidado es la responsable de hacerle ingerir líquidos suficientes, puede ser en agua, zumos, infusiones y caldos.

Para comer tienen muchos problemas ya que como decíamos la comida no le sabe a nada, tienen poca saliva, su aparato digestivo funciona ya con deficiencia e incluso sus pulmones, restándoles capacidad respiratorio. A ello debemos añadir que en muchas ocasiones tienen problemas de dentadura, con lo cual hay que recurrir a darles la comida pasada por el túrmix, no siempre es fácil convencerles, pero esa es la “parte psicológica” que debe desarrollar la persona cuidadora.

Os puedo orientar diciendo que deben beber aproximadamente un litro y medio de líquido al día.

En cuanto a alimentos deben cubrir todas sus necesidades de macro y micronutrientes. Quiero decir, que deben comer aproximadamente un 20% de la ingesta total en proteínas, un 50% en hidratos de carbono (legumbres, arroz, pasta, patata, boniatos) y grasas el resto, pero grasas saludables como el pescado azul, el aceite de oliva, algún aguacate, frutos secos (si los pueden comer)

A esto tenemos que añadir que deben ingerir la fibra suficiente, ella vendrá del aporte de vegetales variados (verduras, hortalizas y frutas) y de este modo nos garantizamos el aporte necesario de los micronutrientes como son las vitaminas y minerales.

No obstante, en ocasiones, la alimentación no puede ser suficiente, y hemos de ayudar con un aporte extra de Calcio, o Hierro (ya que con la edad se fija pero), de ácido fólico, etc. Pero para esto habrá que realizar una analítica y diagnóstico y será el profesional quien lo determine.

Quiero terminar este artículo del mismo modo que acabé los consejos en la radio. Si el aporte de fibra es insuficiente, y, como el peristaltismo intestinal a estas edades no va muy bien, los podemos ayudar aportando en sus comidas, sopas ó yogures una cucharada de agar agar. Es un alga aún no muy conocida pero aporta fibra muy suave para el aparato digestivo. La podéis conseguir en cualquier herbolario en forma de polvo para así cómodamente añadirlo a las comidas. Es insaboro e indoro.

Espero haber sido de utilidad con estos consejos, dados siempre desde la mejor de mis voluntades.

¡Un abrazo a todos/as!

Publicado: 24 de Marzo de 2014