Las Grasas   “Trans”

El miércoles pasado en el programa de la radio abordé  concretamente un tipo de grasas, las grasas “trans”.

¿Por qué lo hice? ¿Por qué no hablar de las grasas en general? 

Pues porque me preocupa y me preocupa muy especialmente la alimentación de nuestros niños y creo, que no hay la suficiente información al respecto, entre otras cosas porque no interesa.

Veamos:

Todo organismo necesita una ingesta determinada de grasas. La mujer un poquito más por aquello del ciclo menstrual, habréis oído que las modelos muy delgadas, por ejemplo, hasta dejan de menstruar.

¿Pero….sabías que necesitamos ingerir determinadas grasas para que nuestro cuerpo funcione correctamente? ¿Que sin grasas ni siquiera podemos sintetizar las hormonas necesarias para una vida saludable? 

Y no penséis que cuando hablamos de hormonas nos referimos a las sexuales y las tiroideas, no. Existen  muchas más. Nuestro cuerpo sintetiza literalmente decenas y decenas de hormonas diferentes y cada una de ellas con una misión específica que cumplir.

Algunas grasas las puede “fabricar” nuestro cuerpo en base a ciertos alimentos pero “otras” no. Las tenemos que incluir en nuestra alimentación.

También todos sabemos, porque nos lo han dicho millones de veces, que existen grasas “buenas” y grasas “malas” . Que existen grasas “saturadas” (las malas) y las “insaturadas”, monoinsaturadas y poliinsaturadas (las buenas).

Pues bien, es que la cosa no acaba aquí.

Están las grasas trans. Y cuál es su composición molecular, a partir de qué grasas se forman... A partir de las grasas insaturadas, sí  sí,  de las buenas  pero….las grasas trans no son buenas, son malas, muuuuuy malas. Y por qué si parten de una grasa buena terminan siendo una grasa mala? Pues porque cambian la posición de los átomos de sus moléculas. Y qué ocurre, que teniendo la misma composición inicial, al estar la estructura atómica cambiada, “manipulada” el producto resultante es totalmente diferente y, en este caso, dañino para nuestra salud.

Un ejemplo: grasa buena, el aceite vegetal (excepto de coco y de palma).

Grasa mala, la margarina (después de haber manipulado el aceite)

Es que los fabricantes realizan este proceso de transformación, por ej, de aceite en margarina para que sus productos tengan mayor y mejor consistencia y mayor margen de caducidad.

¿Dónde las podemos encontrar? En los platos precocinados, en la margarina, en helados cremosos (a veces) y siempre siempre en la bollería industrial.

Por eso, mamás de niños pequeños, yo sé que el día tendría que tener más horas, que las horas tan solo tienen 60 minutos pero es muy importante educar a nuestros pequeñines desde muy chiquitos a comer tentempiés más sanos como fruta, yogur y el famoso bocata de siempre, eso sí, mirar la composición del pan de molde, porque muchas marcas llevan grasa trans.

Espero que esta información os haya sido de utilidad.

Un fuerte abrazo para aquel que lo lea y busque el camino de la salud.

Publicado: 10 de Marzo de 2014