Publicado: 18 de Septiembre de 2013

Alimentos enriquecidos con calcio. La fuente de Ca que se vaya a emplear para enriquecer alimentos ha de ser altamente absorbible y biodisponible. La vitamina D y K ayudan a maximizar el potencial del Ca. La biodisponibilidad de cualquier fuente de calcio, su digestibilidad y solubilidad posteriores, depende de la presencia de la vitamina D. En general los zumos de frutas son fáciles de enriquecer con sales cálcicas solubles (lactato cálcico, gluconato cálcico, etc). Si en los productos lácteos enriquecidos con Ca, se utilizan sales solubles, los iones calcio pueden causar coagulación con las proteínas de la leche cuando son sometidos a altas temperaturas. Las fuentes de calcio insolubles no ocasionan problema pero se precipitan en el fondo del envase a menos que se tomen precauciones especiales. Una solución para prevenir la coagulación y proporcionar buena estabilidad es añadir el Ca después del tratamiento térmico. Para el enriquecimiento de los productos de panadería y los cereales para el desayuno no es esencial el uso de fuentes de Ca solubles, por lo que se puede utilizar carbonato cálcico. La leche enriquecida con Ca suele aportar 400mg en un vaso; los yogures enriquecidos tienen un contenido de 1500mg/170gr; los zumos enriquecidos con fosfato tricálcico, lactato cálcico y vitamina D, favorecen la absorción intestinal; los cereales a base de maíz y trigo con cacao enriquecido con fosfato dicálcico aportan gran cantidad del Ca.