PIEL-SOL Y BRONCEADO

Antes de unos consejos útiles sobre qué hacer para lucir una piel estupenda este verano, como siempre vamos a ver un poco de información general sobre el tema.

Las radiaciones del sol son lumínicas, caloríficas y ultravioleta.

Tenemos entonces los UVA,UVB,UVC y los IR.

Los rayos UVA son los encargados de la pigmentación inmediata y el bronceado a largo plazo.

Responsables del envejecimiento cutáneo, deterioro de los colágenos, destruyen el material genético (ADN) y pueden producir lesiones precancerosas como la “queratosis actínica”.

Los rayos UVB penetran poco. Tienen efecto acumulativo, pueden producir quemaduras graves de la piel e incluso cáncer.

Los UVC de momento no traspasan la capa de ozono, pero como sigamos por este mal camino, no veo bien este panorama.

Por otro lado los rayos infrarrojos IR, son los responsables de producir insolaciones, recordemos que emanan energía calorífica.

Bueno, pero no todo es malo, claro que no!!! El sol nos ayuda a producir la indispensable vitamina D, que apenas podemos encontrar en los alimentos

La exposición moderada al sol nos ayuda a bajar la tensión arterial, a mejorar los síntomas de la depresión, a cicatrizar mejor y nos ayuda a dormir también mejor.

Un dato importante : NUESTRA PIEL NECESITA DOS SEMANAS PARA ADAPTARSE A LAS RADIACIONES SOLARES.

Con lo cual la exposición ha de ser gradual y progresiva.

Otro dato: LOS DÍAS NUBLADOS TAMBIÉN NOS PODEMOS QUEMAR Y POR SUPUESTO NOS BRONCEAMOS.

Tenemos que desde el primer día averiguar cuál es nuestro foto tipo, si no lo sabeis ir a una farmacia y os lo dirán.

Resumen: el sol activa la melanina (que es un pigmento que nos defiende de sus radiaciones), activa la queratina (una proteína de la piel, cabello, etc) y también vitaminas y minerales.

Si no hay melanina se rompen pequeñas arteriolas y se puede destruir el tejido que une las células.(personas muy blancas).

Vamos a los cuidados propiamente dichos a nivel nutricional para poder preparar la piel antes de la exposición al sol, durante el verano y también prolongar el bronceado.

Es importantísimo cuidar en todo momento la hidratación, beber líquidos abundantes y vegetales y frutas como melón, sandía, pepino y frutas y ensaladas en general.

A nivel broncear  la piel  es interesante la ayuda que nos brindan las zanahorias, melocotones, pimientos, verduras de hoja verde, mango, melocotón, albaricoque, calabaza, frutas rojas (fresas, grosellas, arándanos, moras “las teneis gratis por los caminos del monte”), papaya, sandía, tomate.

Para nutrir la piel y que no sufra desnutrición y envejecimiento prematuro además de los alimentos citados es importante el consumo de pescado azul (si no te gusta tienes la opción de perlas de onagra que puedes comprar en el herbolario). Nueces, lácteos, huevos y un par de suplementos más : gérmen de trigo (los hipertensos NO) y la levadura de cerveza.

Un dato más: BEBER AGUA DE COCO es un excelente hidratante con apenas calorías, pero el “agua”

Pues con esta información espero que de aquí al otoño estéis todos morenitos y muy guapos.

Gracias una vez más por leerme. Un abrazo!!!

Publicado: 12 de Junio de 2014